ORACIÓN DE LA LIBERACIÓN DE LAS MALDICIONES GENERACIONALES/ANCESTRALES

Contenido

Que es una maldición Generacional?

Se le conoce como pecados generacionales o maldición generacional, a las consecuencias que causan estos mismos  pecados que han sido heredados de los padres hacia los hijos. Es decir, los niños pueden estar practicando un pecado que vino a nosotros como una esclavitud espiritual, o que están sufriendo los efectos del pecado como una herencia de nuestros padres.

 

 

Estas consecuencias también pueden venir en forma de adicción y enfermedad. Una sección de la Iglesia que hace hincapié en este tema a menudo anima a los creyentes para hacer una evaluación retrospectiva e investigar los pecados de sus padres o retrospectiva de sus mismos pecados para no seguir realizándolos. Ellos enseñan que tal vez esta es la razón por la que un pecado o un patrón de pecado persiste en sus vidas. También enseñan que la persistencia de los problemas, enfermedades comunes, y las crisis financieras en curso puede ser expresiones de una maldición para las generaciones.

 

 

a menudo este tipo de pecados llamados maldiciones generacionales, comúnmente la gente en general también les llama “hechizos” y buscan de manera desesperada una ” oración para romper hechizos “, aquí lo que se necesita es darles a entender que no son echizos o brujeria y que no hay, no existe una oracion para quitar brujeria, tal cual.

 

Uno de los muchos desarrollos teológicos de nuestro tiempo es la doctrina de las “maldiciones generacionales” que enseña que una persona puede nacer bajo una sentencia de castigo ( “maldición”) por los pecados cometidos por sus antepasados. A menudo, esta maldición se entiende en términos mágicos como una maldición, con una especie de brujería santo. Por lo tanto, parece ser que una persona puede nacer que lleva la maldición de sus padres, abuelos o bisabuelos arriba.

 

 

 

ORACIoN DE LA LIBERACIoN DE LAS MALDICIONES GENERACIONALES

 

 

Oración contra maldición generacional

Oracion  para la liberacion de las maldiciones generacionales o ancestrales
¡Padre Eterno, Tú eres el Único Dios Inmortal,
Dios que es Amor, Misericordia y Bondad! Mira a Tu
Unigénito Hijo, Jesucristo, y ten Misericordia. Yo Te
ofrezco el Dolor de Su Flagelación, atado a la
columna, Sus Llagas y Su Sangre, por todo Tu pueblo
que está bajo el peso de la maldición, debida a los
pecados de sus ancestros, y a su desobediencia;
rompiendo la alianza que habían hecho Contigo.
Libéranos a través de la Flagelación que padeció
Tu Hijo; sánanos por Sus Santas Llagas, y sálvanos
mediante Su Sangre Preciosa. Amén.
¡Sangre Preciosa de Jesucristo, libéranos
de todas las maldiciones ancestrales!
¡Santas Llagas de Jesucristo,
sanen nuestras heridas del pasado!
¡Por Tu Flagelación, séllanos
con Tu Sangre Preciosa! Amén

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *