Oraciones de Liberación

La oración de liberación es la oración que se hace para terminar con la repercusión del diablo en una persona. Acostumbra a efectuarse por la parte de un sacerdote solo o bien por un conjunto de laicos (con o bien sin un sacerdote) que rezan a Dios para la persona sea liberada de toda repercusión demoniaca. Si en el exorcismo uno conjura al diablo, en la oración de liberación, al contrario, la oración se dirige a Dios. Si se trata de un conjunto de la Renovación Atractiva va a ser muy útil que el conjunto ore en lenguas. Si alguien del conjunto quisiese dirigirse al diablo de forma directa, ese conjunto debería tener autorización del prelados del sitio para hacer tal cosa. Para la oración de exorcismo se requiere una autorización para cada caso. Mas a fin de que un conjunto de oración de liberación pudiese dirigirse de forma directa a los diablos para ordenarles que saliesen, bastaría una autorización general para todos y cada uno de los casos. Insisto en que si bien haya algún instante en que se ordene al diablo salir de esa persona, no es un exorcismo. No es un exorcismo pues no hay una posesión. Se ordena solo que salga de esa persona a fin de que cese una repercusión. Mas si se carece de semejante autorización episcopal, va a bastar rezar a Dios a fin de que sea El el que destroce el poder del diablo sobre ese sujeto.

Si bien la oración a Dios basta, resulta realmente útil a un conjunto poder dirigirse de manera directa al diablo y ordenarle que salga. Y de este modo ordenar por poner un ejemplo al espíritu de depresión o bien de alcohol, etc, que salga.

Las oraciones de liberación en ocasiones consiguen su efecto en pocos minutos, mas a veces pueden ser precisas muchas sesiones. La repercusión lejos de ser algo leve, puede ser un fenómeno muy persistente y con serias consecuencias en la salud de la persona. De ahí que puede haber casos en que lo mejor sea que el sujeto se pase por uno de estos conjuntos una vez por semana a fin de que recen por él varios minutos cada vez: 5 minutos, diez o bien 15. En los casos de repercusión el aumento de la vida de oración de la persona puede romper esas ataduras del diablo sobre su cuerpo y su ánima. El exorcismus missionalis que aparece en esta obra puede ser rezado por exactamente la misma persona día tras día, lo que formaría una oración de autoliberación, oracion de liberacion y exorcismo 
.

Los conjuntos de oración de liberación deben educar a los que se dirigan a ellos pidiendo ayuda, a efectuar estas oraciones de autoliberación. Puesto que ocurre con determinada frecuencia que estas personas solicitan toda la liberación de estos conjuntos, mas el interesado no acostumbra a esmerarse demasiado. En los casos de repercusión, el interesado puede hacer tanto por su liberación como el conjunto